2020 - participacion - 

comodoro rivadavia - chubut - argentina

concurso nacional de anteproyecto para el parque urbano y centro de capacitacion y produccion de musica popular

arqs - anibal bizzotto - tomas mielnikowicz -  prisma arquitectura - guido petella

colaboradores - siga arquitectura - stefania casarin - franco santillan

Historia PDLC 001-02.png
Historia PDLC 001-01.png
L1.jpg
L2-2.jpg
L3.jpg
L4.jpg
Historia PDLC 001-04.png
B 002.png
Final Parque 001_View01.jpg
Final Foyer 001.jpg
Final Patio 001.jpg
Audi Final 001_View02 desat.jpg

Concurso Nacional de Anteproyecto para el Parque Urbano y Centro de Capacitación y Producción de Música Popular - Comodoro Rivadavia

Comodoro Rivadavia presenta un tejido urbano fragmentado y disperso, delimitado por su topografía, siendo el cerro
Chenque la principal barrera física que separa al centro del barrio Gral. Mosconi. Las ciudades han logrado convivir
con ese paisaje natural explotando sus recursos pero aún no han podido relacionarse fuertemente entre sí. El sector a
intervenir es un punto estratégico: en él confluyen el comercio (Ruta 3), la historia (Huergo-YPF) y la naturaleza (cerro
Chenque / mar), siendo el parque realmente una oportunidad para el futuro crecimiento de la ciudad.


La falta de espacio público verde de calidad invita a recomponer la fisura urbana planteada a partir de un sistema
inter-conectado de espacios públicos que configuren una eco forma (un sistema de espacios verdes integrados), que
dará sentido a la necesidad de este parque, configurándose como la pieza de enlace en este nuevo sistema.

Vínculos

Siendo el parque de la ciudad el vínculo, el nexo, el nuevo conector urbano, se lo entiende como el lugar apropiado
para albergar la cultura y poner énfasis en la diversidad como punto de convergencia. El parque es el encargado de
terminar de integrar a las personas en un espacio único, planteándose tres escalas de aproximación:

 

Una escala pública (parque lineal), que responda y de continuidad a la relación con el chalet Huergo tomando la escala
pedestre; una escala comunitaria (espacio contenido), que permita el refugio del sol y los vientos en un lugar de
sombra en contacto directo con la naturaleza; una escala barrial (plaza urbana), de acceso al parque y edificio de
manera protegida. El edificio de la música se emplaza dentro del parque como articulador de estas tres escalas,
configurándose como un nuevo hito urbano horizontal, en donde el paisaje toma protagonismo por sobre el edificio.

Huella Tangible

El paisaje existente no sólo lo configuran el cerro y el mar. La tierra, además, tiene sus propias huellas producto de la
interacción entre el ser humano y la naturaleza. Los pozos petroleros en desuso dejan vacíos sobre los cerros , grandes
marcas fragmentadas entre sí que configuran un paisaje particular propio de la historia de Comodoro Rivadavia. El
parque pone de manifiesto esas huellas en unidad y se convertirá en la matriz organizadora del proyecto. Ahora
los puntos son parte de un todo que visibilizan parte de la historia y dotan de identidad al espacio público.

El centro de música se expresa como la puesta en valor de uno de esos vacíos, que será re-significado, llenado y
completado por el usuario, vinculándolo con la naturaleza. El edificio de la cultura se convertirá en una nueva
referencia territorial , un nuevo punto de encuentro, un faro hacia la ciudad futura